Nadie viene al Padre sino es por mi.


Hace ya un mes aproximadamente que tengo un trabajo los fines de semana, acompaño a una pareja adulta mayor y los asisto en todo lo que pueda. Las conversaciones con Don Carlos son magníficas, siempre tiene algo que decir y siempre aprendes algo. Doña Julieta a pesar de sus limitaciones siempre confirma cada palabra que dice Don Carlos, ninguno de los dos es católico y confieso que eso para mi era un gran obstáculo pues por experiencias en mi otro trabajo me he dado cuenta que la gente a veces no aceptamos muy bien las creencias de los otros y no sabia yo como podria reaccionar. Para mi gran sorpresa fue todo lo contrario un ambiente de respeto mutuo hacia la fe de cada uno, no niego que a veces hay comentarios que incomodan pero sé que es parte también de la situación, poner la otra mejilla y orar. 

Don Carlos constantemente me habla de lo que el define “conocer a Cristo” algo que no logró en la Iglesia Católica y que tampoco es la primera vez que lo oigo de un hermano separado. Por mi esencia Católica, Salesiana y ahora Samaritana a mi se hace muy difícil entender como no se puede encontrar uno con Cristo cuando tenemos el privilegio de encontrarle en la sagrada comunión.

El que come mi carne y bebe mi sangre permanece en mi y yo en el. Jn 6:56

Es justamente ahi, en ese pan y ese vino en donde en el Señor se nos manifiesta de la manera más grande, no creo que haya otra manera más exacta de encontrarle, aún cuando las situciones de nuestra vida nos alejan de poder recibirlo Él nos da la alternativa del perdón. No soy capaz de imaginarme encontrando a Cristo de otra manera más cercana que esta.

Don Carlos era jugador de fútbol y según cuenta el mismo tenía un vida desordenada hasta que un buen día luego de un partido caminaba por el centro de San José y escuchó una canción de alabanza que le gustaba mucho, provenía del hasta entonces conocido Templo Bíblico, cuando ingreso vio un pasaje biblico que lo marcó para toda su vida, ahi mismo se acabaron todos los vicios y desordenes de su vida. A mi en lo personal también me gusta mucho. 

Yo soy el camino, la verdad y la vida, nadie viene al Padre sino es por mi. Jn 14:6

Tal vez podrán ustedes imaginarse la siguiente parte de la conversación, es posible que muchos la hayamos tenido con algún hermano separado de como nosotros los católicos creemos que podemos hacer uso de otros (Santos, Mártires, La Virgen) para llegar al Padre, que de más está decir que no es así, pero fue todo lo contrario sus palabras me dejaron mas que sorprendida, pensativa. Aunque vive convencido de que no es evangélico o protestante o cualquier otra denominación y sabe que su unico camino al Padre es Cristo, Don Carlos le tiene un especial cariño a la Virgen María porque, en palabras de el, “Dios sabia que debia escoger a alguien digno de poder regalarnos a Cristo, la Virgen María es ese punte que ha utilizado Dios Padre con la humanidad para darnos a su hijo” y aunque su comentario sobre ella acaba acá, para mi nunca habia sido tan verdadera esa frase de a Jesús por María si no es por ella entonces ¿por quien? Este es un gran rompecabezas en donde cada quien sabe cual es su sitio para que todo tome forma, Dios Padre es quien mueve las piezas y Él es quien decide como encajarlas, María es el excelente ejemplo de como dejarse utilizar y actuar según la situación y Jesús pues es quien ha venido a completar la imagen junto con nosotros. 

Establecer una relación tan cordial con esta pareja me ha permitido reafirmar que mi fe es verdadera, que aquello que me ha sido dado debe ser cultivado y entregado a los demás, pero sobre todo debe ser reflejo de Cristo para que aquellos que aun no le han encontrado o se han alejado puedan volver a casa con Nuestro Padre. A pesar de no estar de acuerdo en todo lo que hablamos, Don Carlos me ha dejado claro que nuestra única opción de vida debe ser Cristo y debemos darlo todo po Él. 

Anuncios